El Cigarrillo – Ana Gabriel

Anoche estuve conversando
con mi cigarrillo me sentí
cansada, cansada, aburrida y tan vacía
que a veces hasta pienso que
ni siquiera existo, que a veces hasta pienso
que ni siquiera existo.

Lo encendí muy lentamente le
di una fumada y al mirar el
humo que en el espacio se
volatizaba, recordé tantas cosas
que creí olvidadas, se las conté
todas mientras que lo fumaba.

Le converse de ti y de mis
añoranzas, le conté de tus
besos y de mis esperanzas,
le conté de tu olvido de mis
lagrimas tantas, de aquello
que vivimos y que hoy se ha
vuelto nada, le dije que es
posible que a mí nadie me
quiera por que he intentado
vivir a mi manera, porque
me he negado a pagar el
tributo de bajeza y pecados
que hoy nos exige el mundo.

Que a lo mejor estoy acabada
o que la vida me ha vencido
que he sufrido y he llorado
que he luchado y he reído y
que es lo que he ganado por
ser así tan comprensiva, solo
vivir desesperada en un mundo
tan vacio.

A noche estuve conversando con
mi cigarrillo, y al terminarlo
pensando me quede entre sus pies
que en este verso triste, que es
el mundo en que vivo, solo él me
va quedando como único amigo.

 

Videos Principales


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *